El mobiliario es un reflejo de nuestro estilo de vida y la pandemia lo ha cambiado

El mobiliario es un reflejo de nuestro estilo de vida y la pandemia lo ha cambiado

  • Autor de la entrada:
  • Publicación de la entrada:28 de abril de 2021

Poco sabemos sobre el futuro pero una conclusión en la que parece que el consenso está asegurado es que durante la pandemia hemos aprendido que el cambio en la forma de vida es real. Desconocemos si seguiremos trabajando desde casa o si el teletrabajo será una opción mixta pero es evidente que algunos de los cambios en las rutinas han llegado para quedarse. El mobiliario de nuestras casas ha tenido que adaptarse a los nuevos usos que hacemos de los espacios del mismo modo que las ciudades están modificando sus espacios a nuevos medios de transporte (bicicletas y patinetes) e incluso a nuevos usos (como deportes al aire libre).

Otro cambio importante en la mente de las personas es la importancia creciente que se da a los beneficios sociales de las marcas. ¿Qué hacen por ellos?¿Qué hacen para minimizar su impacto medioambiental?¿Cómo repercute mi consumo en mi entorno social? Desconocemos todavía el impacto futuro de este nuevo estilo de consumo pero en la actualidad, el consumidor empoderado se interesa por el origen de los materiales usados, por las condiciones de trabajo de las fábricas e incluso por el destino final de sus muebles viejos.

Nuevo entorno para un nuevo mobiliario post-pandemia

Ante el cambio social provocado por la pandemia, el diseño de mobiliario tiene que reaccionar de forma decidida ya que los cambios sociales van a aportar nuevos estilos de vida y por lo tanto nuevas necesidades. La estancia de las personas en sus casas ha aumentado de forma totalmente impredecible en una sociedad donde la mayor parte del tiempo estaba fuera de casa. Incluso ha cambiado el uso de los espacios y por lo tanto las necesidades:

  • El teletrabajo
    • Necesidad de compaginar el trabajo en casa de diferentes personas y el estudio de los hijos. Esto ha planteado un reto tanto logístico (quién utiliza el comedor, cómo mantener videoreuniones sin interrupciones, …) como tecnológico (uso de internet de forma intensiva para el trabajo y el ocio)
  • El ocio doméstico
    • Crecimiento de las plataformas digitales de entretenimiento
    • Crecimiento del uso de la cocina como entretenimiento, de la lectura como actividad de ocio, de los juegos de mesa en familia y de otros hobbies
  • El ejercicio físico en casa
    • Aparición de plataformas de vídeo-training
    • Dedicación o transformación de un espacio del hogar para la práctica física
    • Venta de aparatos de gimnasia para los hogares

El mobiliario debe adaptarse a nuevos usos y a nuevas formas de compra

Los clientes no solo hemos cambiado nuestra forma de vivir las casas sino nuestra forma de comprar. Esto implica que tanto los muebles como su forma de presentarse deben adaptarse a un nuevo cliente. La pandemia pasará pero el cliente no querrá el mismo mobiliario que antes. Desconocemos qué hábitos van a quedarse pero sabemos que el cliente va a ser más omnicanal en su forma de relacionarse con sus familiares y amigos, más omnicanal en su forma de consumir ocio y más omnicanal en su forma de informarse y comprar. El reto de las marcas de muebles no es solo diseñar nuevos conceptos sino diseñar nuevas formas de relacionarse con el consumidor final.Ser capaces de conocer cómo usa los espacios el cliente es tan importante como dar valor social a la marca y optimizar los procesos para llegar rápido, de forma sostenible y a precios competitivos.

Ignasi Paré

Deja una respuesta