Mobiliario para estar bien en casa

Mobiliario para estar bien en casa

  • Autor de la entrada:
  • Publicación de la entrada:13 de mayo de 2021

Deberíamos tener más clara la funcionalidad del mobiliario de una casa aunque según la opinión de algunos expertos no somos conscientes del todo.

Amuebla según prefieras vivir, no según cómo quieres que te vean

Frida Ramstedt Autora de ‘Siéntete a gusto en casa’

Tal vez por ello, Frida se muestra muy crítica con las imágenes prefabricadas que difunden las revistas de interiorismo, por mostrar, dice, “hogares irreales”. Frida Ramstedt, fundadora de uno de los blogs de diseño más importante de los países nórdicos, lo llama visualismo. “Compramos cosas con los ojos porque nos preocupamos más por cómo quedan que por cómo funcionan”, explica. Es decir, pensamos más en cómo queremos que se vea una casa que en cómo queremos que funcione en el día a día, en dar una determinada imagen y pavonearnos ante los demás (como también sucede con la moda) que en generar comodidad y bienestar.

“Aunque todos seamos únicos, resulta sorprendente observar lo a menudo que encontramos el mismo mobiliario en cada casa. En realidad, no tiene sentido”, indica. “Amuebla según prefieras vivir, no según cómo quieres que te vean”, aconseja. Acomoda tu casa a tus preferencias y necesidades, distribuye y decora los espacios para sentirte bien y optimiza las habitaciones para los usos que más necesites, propone Ramstedt.

¿Es posible que los diseñandores de mobiliario caigamos en la misma trampa?

En el proceso de diseño siguiendo la metodología Design Thinking definimos que desde el diseño del mobiliario de hogar hasta la fase de difusión y comercialización debemos estar centrados en las necesidades del cliente. ¿Qué pasa si el cliente se equivoca? Probablemente no seamos los diseñadores los responsables de la educación de nuestros clientes. Lo que sí que podemos hacer desde el sector es dar valor a otros aspectos más allá de la estética. La funcionalidad, la sostenibilidad o incluso el precio forman parte del valor de cualquier objeto y nuestra función es dar protagonismo a ese valor. Tanto en la fase de diseño como en la de difusión (a través de catálogos, páginas web o redes sociales) tenemos la potestad de solucionar necesidades mas allá de su aportación estética. Cuando en 1961 Rafael Marquina creó la célebre aceitera antigoteo Marquina no solo diseñó un producto estéticamente esencial y atractivo sino que hizo un producto preciso, funcional, estable y sostenible, dándole valor a la esencia del mejor diseño.

No somos responsables de educar a nuestros clientes, pero somos responsables del valor que damos a los productos que diseñamos. Somos capaces de mejorar la calidad de vida de las personas a través del mobiliario que diseñamos para sus casas. Uno de los mensajes subliminales del libro es que hay que aspirar tanto a disfrutar de la calidad de vida (un concepto asociado al disfrute de electrodomésticos que ahorran trabajo), como a la calidez de vida.

Ignasi Paré

Deja una respuesta